Camillas: cómo elegir bien

camilla

Las camillas son un instrumento indispensable tanto en tratamientos estéticos como para realizar masajes, bien sean éstos para terapia o para bienestar. La mayoría de los masajes y terapias de estética requieren un masaje en camilla, por lo que será tu principal herramienta de trabajo.

Elegir bien la camilla de tu centro es muy importante, agradecerás dar con la adecuada. Pero. ¿cuál es exactamente la camilla que necesitas? Te damos las claves para que la encuentres.

¿Vendes camillas? anúncialas gratis en Quieru

¿Camilla fija o camilla portátil?

Para saber si elegir una camilla fija o una camilla portátil la pregunta que debes hacerte principalmente es ¿Dónde vas a realizar tu trabajo normalmente?

  • Si vas a realizar el trabajo en la consulta o siempre en un mismo punto, elije sin dudarlo una camilla de masaje fija, son mucho más sólidas, grandes, cómodas y duraderas.
  • Si vas a trabajar visitando a los pacientes a domicilio o fuera de la consulta, elije una camilla de masaje plegable que sea lo más ligera posible. Lo ideal es que pese como mucho 10kg.
  • Si vas a trabajar en casa o en el centro, pero vas a tener que hacer algún desplazamiento (y no tienes presupuesto para comprarte dos camillas, una fija y una portátil) lo mejor es que te decantes por una camilla portátil, pero de peso medio (entre 10 y 15kg). Este tipo de camillas portátiles de peso medio son más cómodas que las ultra ligeras y tienen más funcionalidad (altura ajustable, reposa brazos/cara.)

subir

Anchura de la camilla

Parece claro que cuanto más ancha sea la camilla, más sólida será y más cómoda resultará para el paciente. Las camillas suelen medir de 60 a 70 cm de anchura. Si la camilla es plegable, cuanto más ancha sea será más pesará, con lo que hay que tener cuidado.

En los casos de camillas fijas, normalmente se suele preferir las de 70cm, aunque si la persona que va a dar el masaje o tratamiento es bajita, seguramente esté más cómoda trabajando en una camilla de 60-65cm.

subir

Altura de la camilla

Normalmente la altura estándar de una camilla para masaje o estética es de 75cm, aunque es un factor que varía mucho según la altura del masajista o esteticién.

Para comprobar si la altura de una camilla se ajusta a tu cuerpo, sitúate de pie enfrente de la camilla con los brazos extendidos rectos a lo largo del cuerpo: deberías poder apoyar los puños en la camilla, sin que tu brazo se doble. Si no es así (sobre todo si no es así por mucho) igual lo mejor es que busques una camilla regulable.

  • Camillas hidráulicas - Son con diferencia las camillas regulables de forma manual que mejor funcionan, puesto que la transición entre alturas es muy fluida.
  • Camillas eléctricas - Las camillas eléctricas son muy versátiles, ya que se puede adaptar de forma automática a las necesidades de cada tratamiento.

subir

Material de la camilla ¿Madera o aluminio?

Muchos son partidarios de las camillas de aluminio, que efectivamente es muy ligero. Sin embargo, algunas camillas de madera son también de gran calidad.

subir

¿Camilla de dos, tres o cuatro cuerpos?

Es aconsejable que la camilla tenga por lo menos dos cuerpos para que el respaldo sea regulable. A raíz de ahí, dependiendo de la flexibilidad que quieras darle a la camilla y de los tratamientos que realices, puedes ir aumentando de cuerpos.

subir

Recubrimiento de la camilla

Hay múltiples posibilidades en el recubrimiento de la camilla. Es fundamental que esté acolchado y pero sin ser demasiado blando, casi todas las camillas lo cumplen. El forro, que sea de un material antiadherente para mayor comodidad de tus clientes. Si además es fácil de limpiar te ahorrarás más de un disgusto.

subir

Para cada tipo de tratamiento, su camilla

Otro criterio que tendrás que aplicar para elegir tu camilla es el tipo de tratamiento que quieres hacer en ella. Algunos tratamientos exigen de características especiales:

  • Terapias de estética y reflexología - camilla con respaldo ajustable
  • Osteopatía, masaje deportivo y masaje de tejido profundo - que la camilla sea muy firme y tenga altura ajustable
  • Masaje relajante, Reiki o aromaterapia - una camilla más blanda y ancha

subir

¿Nuevas o de segunda mano?

Elegir una camilla nueva o una camilla de segunda mano depende del presupuesto que tengas, y sobre todo de la oferta que haya en el mercado.

Está claro que las camillas de segunda mano pueden ser más económicas, pero conseguir justo la camilla que buscas de segunda mano, en buen estado y al precio que estarías dispuesto a pagar a veces es difícil y requiere mucho, mucho tiempo de espera vigilando el mercado esperando a que salga una camilla de tus características, que puede nos salir. Si no tienes tiempo ni quieres arriesgarte, lo mejor es que optes por comprar una camilla nueva.

subir

Como ves, elegir la camilla que necesitas es sencillo si tienes claro algunos puntos clave.

En Quieru, tenemos un montón de camillas... ¡Suerte con tu búsqueda!